• 99.9 Valencia Radio

València cede la parcela para Arena por 50 años con un canon anual de 200.000 euros

El Ayuntamiento de València aprobó este viernes la cesión para los próximos cincuenta años, con un canon anual de 200.000 euros, de la parcela en la que el empresario y máximo accionista del Valencia Basket, Juan Roig, construirá y explotará un pabellón Arena con una inversión personal de 220 millones euros y que se espera inaugurar en 2023.

La Junta de Gobierno del consistorio aprobó este viernes la concesión administrativa para “la construcción y explotación del Valencia Arena” según el proyecto que la empresa Licampa 1617 presentó en su momento, sin que hubiera ninguna otra propuesta alternativa. La empresa definirá en un futuro el modelo de gestión, aunque en principio apostó por un operador privado externo.

Se trata de una parcela de 21.500 metros cuadrados ubicada junto a L’Alqueria del Basket, la macroinstalación de cantera del Valencia Basket y muy cerca del pabellón de la Fuente de San Luis entre las calles Ángel Villena, Bombero Ramón Duart y Antoni Ferrandis, dentro del barrio de Quatre Carreres.

El proyecto consiste en un pabellón multiusos con un aforo máximo para 18.600 espectadores (15.600 para partidos de baloncesto) e instalaciones anexas como un aparcamiento público.

El acuerdo incluye también otras dotaciones, como un parque público con zonas verdes y una nueva infraestructura para el colegiado público ‘Les Arts’.

En el momento de presentación del proyecto, Licampa propuso que el canon anual fuera del 2,7 por ciento de los ingresos generados y este viernes la empresa apuntó que los 200.000 euros establecidos son “actualizables”. Acabada la concesión, el recinto revertirá en la ciudad sin ningún coste adicional.

El alcalde de València, Joan Ribó, subrayó "la voluntad del gobierno municipal para poner la maquinaria del Ayuntamiento a disposición de los grandes proyectos singulares que supondrán un beneficio para la ciudad" y destacó la “coordinación” que ha habido entre los equipos municipales y los de Licampa.

El pabellón, dijo, “pondrá en la élite mundial el proyecto de Valencia Basket, pero que también deberá facilitar la llegada a la ciudad de muchas otras citas importantes como del ámbito artístico y musical en las que hasta ahora "no podíamos aspirar por la ausencia de un espacio como éste".

Ribó destacó "el impulso para la creación de empleo y la dinamización económica que un proyecto de esta envergadura supone para València y que llega en un momento en que la ciudad está sufriendo el impacto de la crisis sanitaria y tenemos que avanzar en una ciudad resiliente para afrontar los retos globales".

Roig agradeció "el esfuerzo y la ilusión de todos los agentes técnicos, sociales y políticos del Ayuntamiento y Generalitat implicados que, encabezados por el alcalde Joan Ribó, han hecho posible que construir un Arena e infraestructuras de estas características, esté cada vez más cerca en València”.

“Mi compromiso con el desarrollo de este proyecto es un orgullo, porque también contribuirá a reactivar la economía de la ciudad, al tiempo que contribuirá a elevar la notoriedad y reputación de València y de la Comunitat Valenciana", señaló.

El empresario, que esta semana dijo que espera que las obras empiecen en “semanas”, se mostró esperanzado porque el proyecto ayude también a reactivar la economía de la ciudad tras el parón por la crisis del COVID 19.

Según confirmó Licampa, el espacio contará con un aparcamiento subterráneo y parte en altura, con aproximadamente 1.300 plazas y también se construirá de forma anexa la nueva sede del Valencia Basket Club y una sala multiusos para múltiples disponibilidades de 1.200 metros cuadrados además de zonas de restauración, terrazas y zonas ‘premium’.

Para este primer año la inversión prevista, que se sufragará totalmente del patrimonio personal de Roig, es de veintiséis millones de euros. El Arena se enmarca dentro del mecenazgo del empresario.

Licampa dijo que esta concesión debe dar paso a la firma del contrato de la concesión y a la obtención de las licencias de obra y que si se cumplen los plazos las obras arrancarán este verano y la inauguración se produciría en 2023.